Acero Toledano

julio 29, 2009

Dame “pastis”

Filed under: Uncategorized — rodrigojofredemendizabal @ 9:01 am

Hablando de la pasmosa pasividad de la juventud frente a las medidas que de forma estatal se toman de sí, es oportuno sacar el tema de las pastillitas.

La superministra Bibiana Aido nos toma por gilipollas. En este país un menor de edad no puede comprar tabaco, no puede conducir, no puede votar, y cuando es mayor de 16 pero no ha cumplido los 18, necesita autorización paterno/ tutorial para poder ejercer su derecho al trabajo. Y ahora, se les autoriza a los menores a comprar la “pastilla del día después”.

Por un lado el gobierno incentiva a los padres a la correcta educación sexual de sus hijos, y por otro les da la espalda autorizando a los “locos bajitos” a realizar actos sexuales sin la protección adecuada y absolutamente libres de que sus progenitores timagesengan idea de ello.

Se nos está tomando el pelo. La juventud, que se desploma por un desnivel con el trasero por guía y en carencia de frenos, es libre ahora de no hacer caso a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, y pasarse por sus respectivos arcos del triunfo la educación de sus papis. Nadie les ha dicho que aunque no queden embarazados, están a merced de enfermedades de trasmisión sexual.

Se han de tomar medidas que afectan a los jóvenes, mucho más importantes. Sabe Dios, el demiurgo, o en quien quiera usted creer, que España llora lágrimas de sangre pidiendo, por ejemplo, una reforma de la ley de educación. Porque a esta generación de ratas de laboratorio, sobre la que se ha experimentado incansablemente, ahora, después de llamarles ineptos, de no tener ni voz ni voto, de no ser responsables de sus actos en lo que a lo penal se refiere; a esta generación, le otorgamos un camino que desecha los embarazos no deseados (gracias, pues se evitarán conflictos familiares y vidas destrozadas), pero que los deja en una encrucijada cuyos caminos son la vida desenfrenada, el sexo “no” seguro.

Jóvenes de España: si se os hiciera caso en cosas más importantes y no en menudencias como esta, otro gallo cantaría.

julio 23, 2009

“Tos licenciaos, que asín se ganan perras”

Filed under: Uncategorized — rodrigojofredemendizabal @ 10:49 am

Qué mejor manera de empezar un Blog, que haciéndolo de algo que ya todo el mundo está harto de escuchar: la Crisis.

Y comienzo la palabra con mayúscula debido al fenómeno social que ello supone. No se trata ya de una querella política de que si usted tuvo la culpa Sr. Fulano o la tuvo Mr. Mengano. Se crea, más bien, un debate social y sociológico de interesante 20060331134533-funcionarioanálisis.

La juventud actual observa impotente desde la barrera de la mediocridad, el quedarse sin nombre. No serán los que pasen a la historia como aquellos que vivieron una Guerra Civil, o los que vivieron la II Guerra Mundial o el Holocausto, no pasarán a los libros como los sobrevivientes a una dictadura, no podrán contar a sus hijos y nietos que corrieron delante de los grises, pero podrán decir en voz muy alta que a pesar de recordar vagamente las olimpiadas de Barcelona, fueron ellos quien plantando cara a un apuro económico mundial, salieron al mundo laboral.

En mi opinión, el problema radica en varios factores. El primero, el principal, en la falta de mano de obra cualificada.

Cuando en la década del 60’s, el éxodo rural obligó a las familias a emigrar a las ciudades, España se llenó de profesionales. La mitad de estos profesionales recién venidos del campo, a los cuales denominaremos generación A, llegaron a la ciudad con la “mentalidad campestre”, y creyendo que el que mandaba era el cura, el médico o el barbero, como habían aprendido en sus respectivas patrias chicas. Por lo cual obligaron a sus hijos a estudiar carreras universitarias para labrarse un futuro. La otra mitad de la generación A enseñaron a sus hijos a labrar, pero el campo, a manejar maquinaría pesada, y demás labores industriales.

industria

Por tanto, la generación B, hija de la A, estaba dividida, en profesionales y licenciados. Cuando esta segunda generación tuvo hijos, la generación C, les obligó a realizar estudios superiores, unos por lo bien que les había ido a ellos, otros por lo bien que les había ido al vecino.

Nos encontramos por tanto ante un mercado laboral saturado de diplomados universitarios, y ante un montón de supermercados atendidos por abogados, psicólogos y maestros. No contenta la generación B, con haber obligado a sus hijos a estudiar, se cansan de sus ajetreadas vidas, y deciden estudiar Ciclos de Formación Profesional, con la esperanza de dejar de fregar escaleras o dejar la grasa de los motores, y sentarse en una oficina, lo cual provoca que el 70% de la población española sea auxiliar Administrativo o auxiliar de Enfermería.

Dejémonos de pamplinas. Un país no se levanta desde las oficinas. España tiene tierras que labrar, campos que cosechar, coches que reparar y carreteras que construir.

¡Párvulos! Si de la mitad de letrados españoles, uno supiera hacer una mesa de madera o servir una mesa, otro gallo cantaría.

Hello world!

Filed under: Uncategorized — rodrigojofredemendizabal @ 10:08 am

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.